jueves, 27 de enero de 2011

SOLUCIONES PARA LA PRESBICIA O VISTA CANSADA

Vistaláser Oftalmología te ofrece dos técnicas seguras y eficaces para corregir la vista cansada. Tanto la operación de presbicia con láser como la operación de presbicia con lente intraocular te permiten olvidarte para siempre de las incómodas gafas y lentillas para vista cansada.




Características comunes a ambas intervenciones

En las dos operaciones se corrige simultáneamente la vista cansada y la miopía, hipermetropía o el astigmatismo.

Ambas intervenciones son totalmente indoloras; son operaciones que duran pocos minutos y tienen una recuperación muy rápida. Tanto en la operación de presbicia con láser como en la operación de presbicia con lente intraocular se duerme el ojo con unas gotas de colirio; el paciente puede abandonar la clínica, por su propio pie, al cabo de un par de horas y los resultados obtenidos comienzan a notarse casi inmediatamente.

La operación de presbicia con láser es una técnica de cirugía refractiva corneal, al igual que   la operación láser de miopía, astigmatismo e  hipermetropía. En estas técnicas láser, así como en la operación de presbicia con lente intraocular, no se necesita un preoperatorio completo (electrocardiograma, radiografía de tórax y análisis de sangre), solo son necesarias pruebas y exámenes específicos oculares.

El postoperatorio es totalmente indoloro y muy rápido, al día siguiente de la intervención el paciente puede comenzar a hacer su vida normal, teniendo unos cuidados básicos. Tras la operación de presbicia con láser, o la operación de presbicia con lente intraocular, nuestros profesionales le darán las recomendaciones necesarias para tener una recuperación óptima.


Diferencias entre la operación de presbicia láser y la operación de presbicia con lente intraocular

La principal diferencia entre ambas cirugías es la técnica aplicada. La operación de presbicia láser se realiza aplicando un haz de luz directamente sobre el ojo, que modifica la asfericidad de la córnea, hasta obtener un efecto multifocal. El láser actúa de manera superficial, no invasivamente, incidiendo así en la rápida recuperación visual del paciente.

La operación de presbicia con lente intraocular es similar a la de cataratas, aunque se busca un efecto diferente. Se basa en introducir una lente multifocal, que cumpla la función de un cristalino sano y pueda enfocar sin problemas a todas las distancias. Esta intervención no necesita puntos; para implantar la lente se realiza una incisión tan pequeña que cierra por si sola, gracias a la propia presión intraocular.


En cuanto a la duración de cada técnica, la operación de presbicia láser son unos 5 minutos y la operación de presbicia con lente intraocular aproximadamente 10 minutos. La recuperación visual es prácticamente igual de rápida en ambas técnicas.

La elección entre la operación de presbicia láser y la operación de presbicia con lente intraocular dependerá entre otras cosas de la magnitud del defecto refractivo, la edad del paciente  y  el estado del cristalino.


Por lo general, si el cristalino está transparente, se preferirá la operación de presbicia láser, porque es una intervención superficial y no invasiva, donde no se alteran las delicadas estructuras intraoculares.

La operación de presbicia láser también corrige simultáneamente la miopía, hipermetropía o el astigmatismo; disfrutaremos de una visión funcional de alta calidad, para todas las distancias, sin halos ni reflejos nocturnos.

En la siguiente comparativa se muestran las principales diferencias entre ambas técnicas:

     OPERACIÓN DE PRESBICIA CON LÁSER
  • Para personas entre 40 y 70 años
  • Indicada cuando el cristalino está transparente
  • Técnica superficial, no invasiva
  • Buena calidad de visión en distancias intermedias
  • La corrección, a veces, no es definitiva y algunos casos pueden necesitar un retoque al cabo de 10 ó 15 años
  • Buena calidad de visión nocturna, sin halos ni reflejos

     OPERACIÓN DE PRESBICIA CON LENTE INTRAOCULAR
  • Para personas a partir de los 55 años
  • Indicada cuando existe cualquier grado de opacidad del cristalino
  • Técnica intraocular, mínimamente invasiva
  • Visión intermedia de calidad ligeramente inferior a la de la visión lejana y cercana
  • La corrección es definitiva, dura para siempre
  • En ocasiones pueden aparecer ligeros halos y reflejos en visión nocturna

Archivo del blog


Quirófano LASIK

Share it